Furniture

Aspectos básicos para elegir tus muebles exteriores

Muebles exteriores

Ha llegado el buen tiempo. Nos desprendemos de la ropa de invierno y salimos a la calle a disfrutar del calor. Salimos a pasear, tomar algo con los amigos, hacer deporte o incluso disfrutar de un día en el campo. Algo que también se traduce en tu hogar y en las ganas que tenemos de estar en nuestros espacios de ocio. La mejor forma de aprovecharlos al máximo es con la elección correcta de los muebles exteriores.

Los muebles exteriores son esenciales si quieres exprimir los rincones de tu hogar que están al aire libre. Debe ser un mobiliario capaz de adaptarse a cualquier terraza, jardín, patio, porche o balcón.  Por eso desde Europa 20 te damos algunas claves que debes tener en cuenta a la hora de planificar su distribución.

Claves para escoger tus muebles exteriores

Espacio disponible: posiblemente sea lo más básico para saber elegir los muebles exteriores que necesitas. Tu perímetro determinará la cantidad de muebles que puedes colocar al aire libre. Para espacios más grandes (terrazas, jardines, patios) puedes dividir el terreno en secciones y destinarlas a diferentes usos; para espacios más pequeños es recomendable el uso de muebles de almacenaje o plegables para que no ocupen mucho.

Material: para tus muebles exteriores debes escoger materiales resistentes que aguanten las condiciones climatológicas. Es decir que puedan estar a la intemperie tanto con el frío del invierno como el calor sofocante del verano. Los materiales más empleados son la madera, el Rattan sintético, el plástico o el metal. También debes considerar el estilo que quieres aportar a tu espacio exterior y si encajan con lo que necesitas.

Uso: la organización que tengas de tus muebles exteriores dependerá del uso que vayas a darles. Antes de comprar a lo loco, reflexiona un poco y recapacita las actividades que podrás realizar en ellos. No es lo mismo un espacio para descansar que para que jueguen los niños, hacer yoga o estar con los amigos. Una vez tengas claro el uso concreto, entonces busca aquello que necesitas y calcula a cuánta gente puedes invitar. De ello dependerá por ejemplo el tamaño de la mesa (si es extensible o no) o el número de sillas.

Related Posts