fbpx

Cómo elegir el aparador perfecto

Home / Noticias y Novedades Europa20 Muebles / Cómo elegir el aparador perfecto

Cuando estás renovando tu hogar, hay muchos muebles interesantes que pueden formar parte de tu decoración. Unos increíbles son los aparadores, que son capaces de dotar de personalidad a cualquier parte de la casa. Son muy funcionales ya que se colocan en diferentes lugares para dar un toque especial en cada estancia.

Actualmente hay de diferentes colores, formas, materiales y estilos muy diversos para encajar con tus gustos y la decoración de tu vivienda. Europa 20 te damos las razones para elegir este elementos para tu hogar y cómo elegir aquel perfecto para ti. Al mismo tiempo que te invitamos a navegar por nuestra tienda interactiva y comprobar nuestra variedad por ti mismo.

Consejos para escoger tu aparador

Para encontrar el aparador perfecto tienes que tener en cuenta el tamaño. Debes saber el espacio que tienes en tu hogar para colocarlo, mide bien y deja siempre márgenes. Que no se vea muy grande ni muy justo de espacio, ya que desentonará con la decoración. El secreto es que no sea excesivamente voluminoso ni excesivamente pequeño puesto que le restará protagonismo. Una buena idea para evitarlo es elegirlo con estantes abiertos y puertas correderas que dan un aspecto más ligero.

Aparador-Continental-Cattelan2

Los materiales de tu nueva pieza de decoración decidirán el estilo que tenga. Tienes que escoger alguno que combine a la perfección con el estilo decorativo de la estancia donde lo coloques. La madera sigue siendo la estrella tanto en estilos contemporáneos como clásicos o nórdicos. Se suele combinar con piedra acrílica y colores diferentes para darle el toque personal que necesitas.

Son tan versátiles que los aparadores se colocan en distintas estancias del hogar dotándola de un toque especial. Se encuentran en salones, comedores, dormitorios e incluso en la propia entrada. Tú escoges la zona donde quieres instalarlo para disfrutar de sus múltiples beneficios.

Otra ventaja es que son ideales para el almacenaje, lo que quieres decir que tendrás más espacio para guardar tus cosas. Es habitual introducir enseres de cristalería o mantelería si se encuentran en el salón o piezas de ropa si están en el dormitorio.