La importancia de los aparadores para el salón

Home / Noticias y Novedades Europa20 Muebles / La importancia de los aparadores para el salón

La historia de la decoración es controvertida. Lo que antes estaba de moda, deja de estar y cuando menos creemos que volveremos a verlo, aparece y resurge de sus cenizas como el Ave Fénix. En la década de los 80 y los 90 era común tener un aparador en cada salón o comedor, poco después acabó desapareciendo al pasar de moda hasta que en la actualidad recobra todo su sentido y su funcionalidad con un estilo más moderno e innovador.

Para quien no lo sepa, un aparador es un mueble bajo que cuenta con varios cajones, puertas o compartimentos. A veces está dividido en diferentes módulos que siguen la misma estética para que la decoración continúe perdurando en nuestro hogar. Aunque antes solo se fabricada en madera, ahora puede encontrarse en diferentes materiales más económicos, en distintos colores y acabados personalizados para adaptarse a cualquier estilo decorativo.

Elige un aparador para tu comedor

Sussex_101a  La función principal que tiene un aparador es el almacenaje. Es habitual encontrar todo tipo de utensilios relacionados con la mesa como la vajilla, la cristalería, la mantelería e incluso la cubertería, de ahí que su ubicación principal siempre haya sido el salón o el comedor. No son las únicas utilidades del aparador, también sirve para independizar estancias de tu casa donde podrás emplear la encimera como minilibrería o decorarla con adornos personalizados que te gusten.

En Europa 20 sabemos la importancia del aparador por eso te proponemos algunas ideas para que apuestes por ellos en la decoración. Como por ejemplo el Aparador Treku Modelo Aura que ha sabido reinventarse a sí mismo y por eso contamos con diferentes versiones dependiendo de los años (2014 y 2015). A cada cual más impresionante y más útil para la estancia que prefieras.

O tal vez prefieras apostar por un aparador más clásico como el que presenta la marca Sussex con puertas en acabado en nogal. Más vintage o más moderno, los aparadores han sabido recuperar su importancia en el hogar ganando personalidad y protagonismo al combinarse con otros elementos de la estancia.