Decoration

Material para tus sillas exteriores

sillas exteriores

Con el verano en su máximo esplendor, es momento de seguir disfrutando de los lugares de ocio dentro del hogar. Para ello, debes aclimatar tus espacios exteriores para que sean completamente funcionales. Haz comidas, cenas, barbacoas, reúne a los amigos, a la familia o tu pareja en un espacio acondicionado para ello. Para ello, no pueden faltar los muebles y sobre todo las sillas exteriores.

Las opciones de elegir sillas exteriores son infinitas. Su diferencia principal se centra en el tipo de material con el que están hechas creando diferentes ambientes. Cada uno de ellos muestra un estilo distinto y exige un tratamiento y cuidado muy diferentes. Desde Europa 20 te damos a conocer los diferentes materiales de las sillas exteriores para que elijas el que más de conviene.

De qué material escoger tus sillas exteriores

– Madera: es un material que siempre está de moda y resiste bien las condiciones de estar a la intemperie. De las maderas más recomendadas para tus sillas es de teca que soporta bien la humedad; o de acacia que es muy resistente a los hongos. Para garantizar que duren no olvides aplicar varias capas de barniz o esmalte.tipos de sillas exteriores

– Plástico: son las sillas exteriores más comunes que se han extendido en la mayoría de hogares. La razón es su coste bajo, más asequible y barato que el resto de materiales. Sin embargo, se renuncia a parte de la calidad y no tienen diseños muy originales. En la decoración de tus espacios exteriores no destacarán demasiado.

– Fibras naturales: posiblemente sean de las sillas que más se han extendido, sobre todo de mimbre, ratán y caña de bambú. La razón es su resistencia al sol y a la humedad, aunque en invierno es mejor tenerlas cubiertas. La desventaja es la acumulación de suciedad en las fibras trenzadas que dificultan su limpieza.

– Metal: son de las sillas exteriores que más durabilidad tienen a lo largo del tiempo. No obstante, los muebles de hierro forjado son sensibles a la humedad y la oxidación. Hay que conservar muy bien con pintura antioxidante y realizar tareas de mantenimiento periódicas. Se puede emplear también acero que es una aleación más ligera que el hierro y pesa menos.

– Aluminio: tal vez de los materiales para sillas exteriores más demandados por su ligereza y su durabilidad. También por su baja exigencia de mantenimiento ya que no se oxidan y se limpian rápidamente. Al ser tan ligero corre el riesgo de salir volando o ser arrastrado en zonas que haya mucho viento.

Related Posts